Friday, March 06, 2009

asi de bueno

Una tarde que caminemos lado a lado, me dirás que siempre te ha gustado el olor del agua salada que se le adhiere a las brisas de marzo.  Esa misma tarde, decidiremos ir a ver una película al cine y pensarás, como cada vez que hagamos salidas nocturnas, que no te hace falta más nada en la vida.

Yo pensaré en cosas parecidas y me secaré discretamente una lágrima que se escabuirá de mi ojo izquierdo durante la película.  

El vino en casa nos pondrá a desear como los primeros días y así nos iremos a esperar la madrugada sin dormir. Para ese entonces ya no pensaremos en esas cosas como privilegios y comodamente nos aburriremos y nos reiremos juntos otro día cualquiera.


No comments: